II International Congress Of Audiology

El Congreso fue organizado por la Associação Portuguesa de Audiologistas (AptA). La conferencia reunió a unos 100 especialistas portugueses pertenecientes a la asociación AptA. La reunión de dos días fue dividida en los paneles según el tema: rehabilitación de los trastornos de equilibrio – la especificidad de trabajo con niños, rehabilitación auditiva – la especificidad de trabajo con la población geriátrica.

Por la invitación de los organizadores, en el panel dedicado a la rehabilitación de las personas mayores, el trabajo titulado “Hearing rehabilitation: geriatric specificities. Cochlear implants in elderly patients – World Hearing Centre experience” (au­tores: Zgoda M., Lorens A., Rostkowska J., Skarżyński H.) fue pronunciado por la dra n. o zdr. Małgorzata Zgoda.

Un amplio grupo de personas mayores de 70 años de edad (de 50 a 60 por ciento) sufre hipoacusia. Dentro de este grupo entre 0,6 y 1,1 por ciento padece hipoacusia significativa o profunda que no se puede tratar a través de los aparatos auditivos. Las ventajas pueden observarse con el uso de los implantes cocleares. Cada año aumenta el número de personas mayores que usan los implantes cocleares. Esto conlleva la necesidad de realizar los ensayos más amplios que los llevados a cabo hasta la fecha, así como de usar en los ensayos las mismas herramientas para poder comparar los resultados. Todas estas acciones tienen como fin el aumento del nivel de cuidado a personas mayores con consideración especial de las necesidades de las personas de esta edad.

Los resultados de dos ensayos presentados en el discurso y llevados a cabo en el Centro Mundial Auditivo del Instituto de Fisiología y Patología Auditiva satisfacen estas demandas. El primer proyecto de investigación se refirió al análisis de 2181 cuestionarios de “The Abbreviated Profile of Hearing Aid Bene­fit” (APHAB) en dos grupos de usuarios adultos de los implantes cocleares. El primer grupo reunió a pacientes hasta la edad de 65 años, y el segundo grupo, a las personas que superaron esta edad. El objetivo del ensayo fue comparar los resultados del grupo de menor edad con los del grupo de mayor edad, justo antes de la cirugía de inserción del implante y dentro del periodo de 7 años del uso de los implantes. Las conclusiones de los ensayos indican la posibilidad de mejorar la capacidad auditiva de personas mayores. La eficiencia de los implantes no depende de la edad del paciente sometido a la cirugía.

Otro ensayo presentado lo fue el análisis del impacto del uso del implante coclear en la existencia de los síntomas de la depresión en personas mayores de 65 años de edad. El proyecto se sirvió de la herramienta de la Escala de Depresión Geriátrica – GDS 15, empleada en los ensayos en todo el mundo. El grupo tratado contó de 40 adultos con hipoacusia postlingual quienes, en el momento de la cirugía de inserción del implante coclear, tenían entre 65 y 78 años. El ensayo fue realizado antes de la cirugía así como durante el periodo de 7 a 30 meses tras la cirugía (el grupo control contó con 41 adultos con función auditiva correcta con la edad entre 66 y 77 años). Según los resultados del ensayo, la implantación coclear en pacientes mayores de 65 años les ayuda a reducir los síntomas de la depresión.

Los resultados de los ensayos correspondían con los resultados presentados por parte de los demás participantes de la sesión. Entre los ponentes invitados se encontraron: Mark Laureyns de Bélgica, Cristina Murphy de Gran Britania y Susana Sousa de Portugal.